CACAO Y CHOCOLATE, LA MÁS DULCE TENTACIÓN.

in Blog

El placer de saborearlo no es gratuito, ya que la mayoría de los chocolates contienen grasa y azúcar, y generalmente en porcentajes bastante elevados. 

Según la normativa europea, el chocolate debe llevar como mínimo un 35% de cacao. A partir de esta premisa, hay muchas variedades de chocolate según las proporciones de cacao y el añadido que llevan de azúcar y de otros alimentos como leche, frutas o frutos secos. Y eso puede suponer muchas calorías. Por eso es recomendable tomar no más de 30gr. al día. 

 

¿El negro es el mejor chocolate? 

 

Si! Porque el chocolate, para ser negro, debe llevar como mínimo un 50% de cacao. Pero el chocolate más saludable, es decir, el que aporta todos los beneficios del cacao y el menor número de calorías es aquel que lleva solo pasta de cacao y nada de manteca y azúcares añadidos. 

 

Cacao soluble, desgrasado y sin azúcar ¿lo mejor para desayunar? 

 

Es un opción muy recomendable para añadir a la leche del desayuno. Es el cacao en polvo, el que no contiene azúcar añadido ni manteca de cacao. Es como un chocolate negro puro en polvo. 

 

¿El chocolate con leche buena opción para la merienda? 

No! Aunque contiene leche, un buen alimento que aporta calcio y magnesio, estos beneficios se ven ensombrecidos por el alto contenido calórico que tienen el azúcar y la manteca de cacao que también lleva este chocolate que tanto seduce al paladar. 

 

¿El chocolate blanco es el peor? 

Si! Ni siquiera se debería llamar chocolate, ya que prácticamente no lleva cacao. Sus principales ingredientes son el azúcar y la manteca de cacao, que es la grasa que se extrae del grano del cacao. Y tanto el azúcar como la grasa del cacao son dos elementos cero nutritivos. 

 

¿El chocolate light ayuda a adelgazar? 

Depende. Estos chocolates deben tener, cómo mínimo, un 30% menos de calorías que el no light, o sustituir azúcar por edulcorantes. Por lo tanto, su valor energético es menor, pero si se abusa de ellos engordan igual porque los chocolates light también tienen calorías. Y todo suma. 

 

¿Por qué apetece tomar chocolate cuando se está triste o con ansiedad? 

Porque la combinación del cacao con el azúcar potencia un aumento de los niveles de serotonina y dopamina (hormonas de felicidad) en sangre, produciendo en nuestro cerebro una agradable sensación de bienestar y tranquilidad.